¿Cómo evitar que nuestra televisión o tostadora sea parte del Ejercitó Zombie cibernético? | Luis Novoa Romo

Por Luis Novoa Romo*

El internet de las cosas —o IoT—, es la palabra de moda en el mundo de la tecnología, ¿pero realmente a que se refiere este término? y ¿cuáles son las implicaciones de seguridad de nuestra información y del propio aparato a las que nos podemos ver expuestos cuando adquirimos y utilizamos esta tecnología?

Actualmente cualquier dispositivo electrónico es considerado inteligente, desde los teléfonos hasta los refrigeradores, pasando por las televisiones. Todo este conjunto de aparatos electrodomésticos con capacidades de cómputo nos “facilitan las cosas” lo que se conoce comúnmente como internet de las cosas.

Y como todo bien de consumo “moderno” estos aparatos comienzan a “aprender” nuestras costumbres, para ofreces productos o servicios que seguramente no necesitamos pero es tanta la tentación que terminamos comprándolos.Todo a través de recabar la información que nosotros entregamos a estos aparatos y sus servicios relacionados, tema del que ya le he hablado anteriormente.

Pero, más allá de la información que recaban estas tecnologías, es la masificación de estos aparatos lo que ocupa —más que preocupar a los expertos en seguridad— ya que a través de este tipo de equipos es posible llevar a cabo acciones que afecten a la Internet, mediante denegaciones de servicio como la observada en 21 de octubre del 2016, en la que los principales sitios de consulta de la red de redes se vieron afectados por un ataque de denegación de servicio a los servidores de nombres de los gigantes del internet. 

Situación que los dejos inaccesibles por horas, actualmente se conoce como el día que internet se cayó.

Por su puesto, este no es el único riesgo, también existe la posibilidad de enviar masivamente correos no deseados (conocidos como spam), o llevar a cabo propagación de malware de una manera mu y parecida a los famosos ataques de rensomware de este año.

El “IoT” no necesariamente tiene que ser algo negativo, ya que esta enorme poder de computo distribuido, podría ser utilizado de forma positiva, como por ejemplo mediante de proyectos de computo en malla como el world community grid, que son utilizados para analizar grandes volúmenes de información que aporten pistas para encontrar la curas contra el cáncer o el Alzheimer.

Pero, ¿cómo evitamos que nuestra televisión o tostadora de ultima generación sea parte del ejercito de zombis cibernéticos y que no sea parte del siguiente ataque masivo a internet?, muy fácil, es cuestión de actualizar las firmas de nuestro equipo de forma frecuente, a través de los mecanismos documentados por los fabricantes de estas tecnologías y que vienen explicadas en el manual, si, ese que seguramente tiro con la caja.

Por su puesto, este proceso debe ser investigando previamente para saber si la última actualización no afecta a nuestro equipo. Así también debemos ser conscientes de las “apps” que instalamos en nuestros equipos ya que hacer uso de cualquiera de estas sin pleno conocimiento de su funcionalidad y origen podría dar como resultado una infección de malware y en algunos casos la perdida irremediable de nuestro aparato.

De esta manera, podemos aportar poder de cómputo de nuestros equipos a causas que nos benefician a todos y hacer un uso inteligente de los aparatos en este mundo digital.

*El ingeniero Luis Novoa Romo tiene el grado académico de Maestro y es experto en ciberseguridad

Novoa Tecno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s